Cuidados después de una operación de miopía

Cuidados después de una operación de miopía

Las operaciones de miopía que se realizan en la actualidad son realmente eficaces, provocan mínimas molestias y tienen un tiempo de recuperación cada vez menor. De todos modos es importante que tomes unas precauciones básicas al volver a casa después de la operación, que te ayudarán a evitar complicaciones.

La preparación de la operación

Antes de ir al quirófano, es necesario comentar con el especialista tu historial médico. Asimismo, él te recomendará un colirio para prevenir infecciones, un producto para la higiene de los párpados e, incluso, un tranquilizante para ir relajado a la operación si lo ve necesario.

También es recomendable que vayas acompañado de un amigo o familiar, para que puedas salir de la clínica con total comodidad y seguridad.

Después de la operación

Al salir a la calle, debes usar gafas de sol y dejarte acompañar, ya que las primeras horas tu visión será borrosa. No te preocupes, porque en cuestión de un día llegarás a recuperar prácticamente la totalidad de la visión. También notarás otros síntomas, como:

  • Picor, ardor o un leve dolor
  • Ojos rojos y secos
  • Destellos y halos nocturnos
  • Sensibilidad a la luz

Es importante que adoptes una actitud colaboradora para mejorar tu recuperación. Así por ejemplo, no puedes frotarte los ojos durante al menos 5 días después de la operación. También es necesario que te plantees un par de días de descanso, simplemente por precaución. Igualmente, tienen que ponerte el colirio prescrito con la periodicidad prescrita, y lágrimas artificiales los 2 primeros meses.

En el capítulo de prohibiciones, hay que tener en cuenta que no podrás conducir los 3 primeros días después de la operación, ni maquillarte los ojos durante al menos 2 semanas. Tampoco puedes practicar deportes durante el primer mes de recuperación, como mínimo.

Asimismo, es recomendable que te laves el pelo y afeites antes de la operación, ya que el contacto directo del agua, el jabón o cualquier otro producto de higiene personal que entren en los ojos pueden afectar la recuperación. Además de usar las gafas de sol para evitar la luz solar, se recomienda que uses unas de protectoras las primeras noches para dormir. De esta manera, evitarás que te entre cualquier contacto no deseado.

Por supuesto, es esencial que evites golpes en el ojo. ¡Ten cuidado con tus hijos pequeños!

La aplicación de medicación

Tu oculista te recomendará algunos productos para prevenir infecciones y para asegurar la correcta hidratación de tus ojos. Es importante que sepas cómo aplicarlos para que te resulten realmente efectivos. Inclina la cabeza hacia atrás y baja el párpado inferior para ponerte una gota de colirio sin tocar el ojo.

Si tienes que aplicarte crema, debes seguir el mismo procedimiento. Es importante que te asegures de poner una pequeña cantidad de producto. ¿Te vas a operar de miopía pronto? Procura seguir estos consejos para mejorar tu recuperación, y no dudes en acudir al médico si las molestias no disminuyen o no recuperar la visión en como máximo 2 días.

Comentarios

Nuestros pacientes opinan