¿Cómo saber si un niño o un adulto es miope?

¿Cómo saber si un niño o un adulto es miope?

La miopía es una de las grandes patologías del siglo XXI. En el Instituto Oftalmológico de Valencia el Dr. Díaz Llopis comprueba día a día como el número de personas miopes aumenta en nuestro país. El principal factor de riesgo es el uso de los dispositivos electrónicos y el esfuerzo visual que requieren. Es importante seguir estos consejos para reducir la miopía pasando tiempo al aire libre.

Muchas personas son miopes desde la primera infancia, una época en la que el esfuerzo visual suele darse en el colegio o ante los libros. Hoy queremos darte unas pautas pare reconocer la miopía en los niños.

¿Por qué es importante una detección precoz de la miopía? 

La detección precoz de la miopía es importante para evitar que el niño fuerce la vista. Si no se ataja esa miopía con el uso de gafas el niño se está viendo obligado día a día a forzar la vista para, por ejemplo, ver la pizarra en el colegio.

Una baja agudeza visual puede reflejarse con un bajo nivel escolar o incluso un fracaso escolar. Cuando los niños no ven la pizarra les resulta muy difícil seguir el ritmo de la clase y esto se ve reflejado en su rendimiento y cualificaciones.

Claves para detectar la miopía en lo infancia

Los niños no son conscientes de qué es la miopía. Como adultos debemos prestar especial atención a estos indicadores de riesgo de la miopía. Debemos tener en cuenta que cada vez hay más personas miopes.

  • Tiene dificultad para reconocer los objetos lejanos.

Las personas con miopía tienen problemas para ver los objetos que se encuentran más lejos. Este es el síntoma más claro de la miopía. Si tiene dudas sobre qué es aquel objeto que se encuentra a cierta distancia lo más probable es que sea miope. 

  • Parpadea cuando tiene que fijar la vista a lo lejos.

Para tratar de averiguar qué hay a lo lejos parpadea fuerte y, en muchas ocasiones, ve mejor después de haber parpadeado. Esto implica que no se siente cómodo con su calidad visual.

  • Cierra los ojos un poco para forzar la vista.

Achinar los ojos para tratar de ver los objetos es algo muy común en las personas miopes. Al cerrar un poco los ojos se fuerza la vista y mejora un poco la calidad de la visión. Si en clase repite este gesto para ver la pizarra lo más probable es que sea miope.

  • Los ojos se le irritan, siente cansancio y se frota los ojos muy frecuentemente.

La falta de definición en la visión causa agotamiento visual. Los ojos pican y se produce incluso lagrimeo. Esto puede producir que se frote mucho los ojos.

  • Se tapa un ojo para hacer pruebas visuales.

La miopía muchas veces afecta solo a un ojo, pudiendo darse la posibilidad de que tenga una mayor calidad visual en un ojo que en otro. Cuando es consciente de ello puede llegar a taparse un ojo, con el que peor ve, para visualizar los objetos lejanos. 

  • Le duele la cabeza. 

Una mala calidad en la visión produce cefaleas y dolor de cabeza. Supone forzar la vista y realizar un gran esfuerzo.

  • Se acerca a los objetos para verlos.

Cuando no puede ver un objeto o unas letras que están lejos se acerca a ellas para mejorar su visibilidad. Esto ocurre también en la lectura, si acerca demasiado los libros puede ser un indicativo de miopía.

En cualquier caso para valorar estos indicadores de riesgo de forma correcta lo ideal es una revisión oftalmológica. Nunca es demasiado pronto para realizar un examen de visión.

Operación láser de miopía 

La operación láser de miopía será una solución cuando llegue a la etapa adulta. Gracias al láser la miopía se elimina por completo devolviendo a los pacientes una calidad visual excelente. Si quieres decirle adiós a la miopía de forma definitiva no dudes en ponerte en contacto con el Instituto Oftalmológico de Valencia. Somos líderes en la operación láser de miopía.

 

 

Comentarios

Nuestros pacientes opinan